EXFOLIACIÓN: El Concepto

Inicio / Artículos / EXFOLIACIÓN: El Concepto
EXFOLIACIÓN: El Concepto

Exfoliación es la acción y efecto de exfoliar. Se refiere a eliminar las células muertas de la piel o a dividir algo en láminas o escamas.

En nuestro caso, se refiere al tratamiento cosmético que se lleva a cabo para quitar las células muertas de la piel o a la pérdida de la epidermis en forma de escamas.
Es un procedimiento para el rejuvenecimiento facial, ya que las células muertas se eliminan a través de una acción física o química.

Es posible exfoliar la piel mediante la abrasión mecánica (con bisturí o lija dermatológica o dermo abrasión mecánica), la acción de un láser o la utilización de cremas o geles. El objetivo siempre es el mismo: eliminar, de una forma u otra, las células muertas de la piel (capa expuesta más externa).

Se denomina peeling a la exfoliación química con sustancias como el ácido salicílico, ácido glicólico o el fenol. Este tratamiento, que debe llevar a cabo un profesional, permite mejorar el aspecto de la piel y borrar (en parte) daños producidos por cicatrices, los rayos del sol, componentes del cigarrillo, el acné, etc.

Cabe mencionar que ninguno de los métodos recién mencionados puede producir milagros en una piel muy afectada; el acné es una de las mayores causas de depresión en los jóvenes, ya que muchas veces deja terribles cicatrices en sus rostros que ni el láser ni el ácido son capaces de borrar. Sin embargo, el tratamiento adecuado, en manos del profesional adecuado, puede ayudar a mejorar notablemente un caso extremo.

La exfoliación se recomienda a todas las personas, independientemente del estado de su piel, para ayudar a eliminar los residuos y evitar infecciones. Sin embargo, lo ideal es practicarla al menos una vez cada quince días.

Con respecto al rostro, lo más recomendado es utilizar jabón de glicerina con ayuda de una esponja vegetal; si es posible, siempre da mejores resultados dilatar los poros con agua caliente antes del lavado, y cerrarlos con agua fría una vez terminado. Esta exfoliación es leve y sirve para mantener la cara limpia de impurezas, pero no puede producir grandes cambios ni borrar cicatrices o manchas.

La exfoliación también facilita el proceso natural de renovación de las células de la piel. Ante ciertas enfermedades, la piel adquiere una apariencia escamosa ya que las células muertas se acumulan en la epidermis. Siempre debes tener presente que los cambios positivos en respuesta al tratamiento, son lentos y progresivos, ya que dependen de muchos factores inherentes a la piel, la salud, el tiempo y la intensidad del daño que haz causado en tu piel, entre otros.

Si piensas que este artículo puede ser de interés para tus amigos, por favor haz click en “compartir”.

JULIO CÉSAR ESCOBAR F., MD.
CIRUJANO PLÁSTICO & RECONSTRUCTIVO.
SCCP, ACCPRE, FILACP, IPRAS.
26 AÑOS DE EJERCICIO PROFESIONAL.

  • Suscríbase al boletín

    y reciba todas las novedades y promociones en su correo electrónico.